martes, 22 de enero de 2013

Guachimonday 4: Las sesiones

Como la pizquilla se va haciendo más independiente y muestra un loco amor por abuela feliz aprovechamos hace unos días para escaparnos al cine bendito padre and me.
Y fue una escapada breve e intensa.
Dejamos a la pizquilla recién dormidita la siesta y volvimos antes de que llegara la hora de cenar. Me encanta esa logística enorme que me da por montar si me ausento un rato: cuadrar la siesta, la merienda, los juguetes favoritos o novedosos al alcance, el canal de dibujos listo para que al dar al botón vea Peppa pig y no los recortes que nos hacen otros cerdos en las noticias...
Fuimos a ver "Las sesiones" y os la recomiendo de verás! Una película con un tempo fenomenal, nada lenta y que es una comedia a pesar de que la trama asusta de primeras.
La peli se centra en la vida de un hombre que afectado de polio ha quedado tetraplejico y quiere aprender a descubrir su sexualidad.
El argumento igual no invita mucho de primeras. A mí si que me picó la curiosidad mucho, porque es verdad que es un tema poco trabajado. No os vayais a pensar que fue sólo interés cinematográfico, qué no, qué no! También fue personal, porque después de saber que tengo esclerosis múltiple ando muy receptiva con el tema de adaptarse a la vida tal y como venga. Y esta película basada en la vida del poeta y periodista Mark O´Brien me venía que ni pintada... Reconozco que íbamos con ganas pero es que cumplió las expectativas y se pasó de la raya!
La historia, los diálogos, los actores... hasta la señora de los pelos encrespados que tenía delante se cambió de sitio para que fuera una película perfecta! jaja.
Aquí os dejo el trailer por si os queréis asomar.



En fin, que por ese momento tan divertido, por conocer una historia que me ha hecho pensar y querer saber más, por el trozo de tarta que nos tomamos antes de entrar al cine, por volver a casa y encontrarnos a la pizquilla jugando feliz con los abuelos, por ese ratito de pareja... las sesiones quedan bautizadas como el Guachimonday número 4.

 

4 comentarios:

  1. Yo el cine lo veo aún un poco lejos... pero saber que se puede ir me da esperanzas, jajaja.
    Pues si, ese trocito de tarta, esa peli, ese ratito solos, y la Pizquilla esperando con una sonrisa cuando volvéis... da la vida ;)

    ResponderEliminar
  2. Ahora que llega la primavera y el solecillo se deja a la criaturica dormidita y paseando un rato con los yayos y ya estais de vuelta!
    A parte del zafarrancho que hay que montar para emprender una miniescapada de tres horas, lo que es más impactante es verse hacer un plan sin el miniser... Yo creo que siento un poco de síndrome de Estocolmo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisisisisi, si poder, podemos... el problema es que no me veo, jajajaja. De todas formas, el papi y yo tenemos por ahí un bono de esos de masajes que nos regalaron después de parir... y esta a puntito de caducar (apurando como siempre jejeje) al que hay que darle uso... pero cada vez que pienso que tengo que dejar a la enana con abuelos, me entra la congoja. Me uno al grupo de las afectadas por el Estocolmo ese.

      Eliminar
  3. Premio! Premio! Premio! Te ha tocado premio! Pása por mi blog y recógelo, guapeta! :D :D Por cierto, estás en twitter? No te tengo localizada! Muaaaak!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...